Glossco Professional | Los 5 errores que dañan tu cabello en verano
25279
post-template-default,single,single-post,postid-25279,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.7.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Los 5 errores que dañan tu cabello en verano

El calor, la humedad, el sol, el salitre o el cloro de la piscina son los principales causantes de que nuestro pelo se debilite en verano. Para evitar una melena reseca y sin brillo, debemos redoblar las atenciones a nuestro cabello para que luzca fuerte, saludable y bonito.

Evita los 5 errores más comunes que cometemos en verano para que tu melena brille más que nunca.

1.Lava siempre tu cabello cuando salgas de la piscina o del mar. Dejar el cloro o la sal en el pelo mucho tiempo es uno de los errorres que más cometemos en verano. Si vas a quedarte mucho tiempo tomando el sol, utiliza las duchas que suele haber de agua dulce para eliminarlas de tu pelo.

2. Ni en verano, ni en invierno. Dormir con el pelo mojado no es una buena opción en ninguna época del año, ya que puede favorecer la aparición de hongos y de caspa en el cabello.

3. No desenredar el cabello de manera correcta, puede provocar la ruptura del cabello. Empieza siempre desde las puntas y poco a poco ve subiendo hacia las raíces. Intenta utilizar un peine de madera con dientes separados entre sí.

4.El pelo en verano se reseca mucho, por lo que utilizar una buena mascarilla es más que aconsejable. Al menos 2 veces a la semana. Si quieres proteger todavía más tu pelo, utilizalo cuando estes en la playa unos 20 minutos.

5. Igual que para la piel, también existe protección específica para proteger nuestro pelo del efecto de los rayos del sol. Recuerda aplicarlo antes, durante y después de tomar el sol.

 

Recomendación Glossco

Cuando vayas a la playa lleva contigo Sun Code, nuestro spray protector ligero con filtro solar y fórmula doble fase: protege de los rayos solares y después hidrata y nutre el cabello gracias a su contenido rico en proteínas, enzimas y a-hidroxiácidos. Protege la fibra capilar de los daños producidos por el sol creando un velo invisible en tu cabello.